miércoles, 3 de abril de 2013

Guindos



NO, NO SE inquieten, no les voy a hablar de Economía, respiren y sigan leyendo. Se trata del despertar de la inocencia, de cómo esta sociedad (pasen las páginas de este Diario) no para de frotar sus ojos ante tantas cuestiones como las que han estado ocultas en estos años en los que éramos cojonudos y todo iba tan bien que nada importaba.
Ahora parece que todo el mundo se cae de un guindo y se sorprende por que el rey sin corona, aquel Juan de Borbón que había penado su falta de trono por media Europa, deja en un banco suizo millones de las añoradas pesetas, destrozando así la imagen de un hombre con escasos recursos. Otros se caen porque un ex consejero de Sanidad de Madrid, promotor de su privatización, trabaja en aquello que alentó desde su cargo público. Y hasta el presidente Feijóo se cae del árbol tras admitir su propia «torpeza». Es la España de los guindos.


Entre Dous. Diario de Pontevedra 3/04/2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario