martes, 2 de abril de 2013

Una exposición de maestros


Xoán Anleo, Natividad Bermejo, José Chavete, Juan Fernando de la Iglesia, Mª Luisa Fernández, Jesús Hernández, Yolanda Herranz, Juan Loeck, Juan Carlos Meana, Juan Luis Moraza, Marina Núñez, Jesús Pastor, Juan Carlos Román, Ana Soler, Javier Tudela. Estos son los nombres de los quince profesores de la Facultade de Belas Artes de Pontevedra que participan de esta exposición en el Museo de Pontevedra, una colaboración que debería tener continuidad en el tiempo para seguir comprobando el buen hacer artístico de los docentes.



‘En plenas facultades’, además del inteligente título propuesto para esta muestra, es toda una reclamación de intenciones, tanto por parte de los comisarios, Ángel Cerviño y Alberto González-Alegre, como de los quince artistas, todos ellos profesores en la pontevedresa Facultade de Belas Artes, que exponen aquí sus trabajos. Y esa reclamación, planteada como un golpe en la mesa, más de veinte años después de la aparición en nuestra ciudad de un centro de creación que ha planteado un antes y un después en el paisaje artístico gallego, viene a dar significación al papel del profesorado, no solo como enseñantes, sino como artistas ‘per se’. Como autores con un discurso y un compromiso artístico a los que el aspecto funcionarial del cargo o el dejarse llevar por la inercia del sistema educativo en modo alguno han orillado sus postulados creativos.
Año a año hemos visto emerger del antiguo Cuartel de San Fernando, donde otrora sonaban gritos militares, generaciones y generaciones de nuevos licenciados, mentes más o menos lúcidas que buscan su futuro en este territorio tan complicado. Ninguno lo es, pero todo lo vinculado al ámbito cultural parece cada vez más un náufrago de este oleaje universal e impío en el que cada vez más nos vemos inmersos. Esas generaciones y sus logros han permitido la valoración de esta Facultad como una de las mejores de España y ahí es donde el papel de los profesores debe tener su reconocimiento, aunque el día a día parezca olvidarlo.
Es por ello que ‘En plenas facultades’ nos habla de esa vigencia creativa desarrollada en una muestra llena de cimas de pensamiento y acción. Propuestas a cada cual más sugerente para propiciar un resultado final con el que los ‘profes’ han apretado el acelerador para decir ‘aquí estamos’. Dicho queda. Y es que tras recorrer la muestra a uno le queda la sensación de no querer salir de ese espacio, de volver a juguetear con un arte que en un principio puede poseer un punto de fricción con el espectador, pero bajo el cual se esconde todo un mundo lleno de atractivos visuales para intentar comprender aquello de lo que estamos hechos y aquello que nos rodea. A buen seguro dos de los componentes esenciales de su docencia a los miles de alumnos que por sus manos han pasado, y que ahora, se ejemplifican en esta exposición ya para el recuerdo de la Facultad y la ciudad.

Publicado en Revista. Diario de Pontevedra 31/03/2013
Fotografía Alba Sotelo

No hay comentarios:

Publicar un comentario