miércoles, 23 de octubre de 2013

Tejiendo la pintura

Hasta el 9 de noviembre en About-Art Galery de Pontevedra podremos enfrentarnos a los lienzos del pintor José Joaquín García Gesto. Una suerte de tejidos pictóricos que buscan enredarnos y meternos en su interior. Hilos que dejan el rastro de una forma de pintar en la que, pese a parecer que hay mucho de azar no es así, ya que esas salpicaduras obedecen a una ordenación y estructuración que alejan a las piezas de las que se entienden pueden ser sus referencias, como es el caso del informalismo norteamericano. Es su turno para que se dejen enredar.


La obra de José Joaquín García Gesto (Lugo, 1948) llena las paredes de la galería About-Art a partir de una exaltación de la pintura. Un vigoroso canto a la materia y a la configuración de un espacio a partir de tramas de color. Y es que la pintura se dispone de esa manera, como una tupida trama que como una tela de araña sujeta al espectador ante cada cuadro. Hace unos días, en este mismo medio, el propio autor manifestaba su deseo de lograr unas superficies que llamen la atención del visitante, que lo obliguen a explorar las sutilezas de unas superficies inagotables en sus matices, en la hilazón de colores y texturas que, como si de una madeja de lana se tratase, se van desprendiendo para componer estos territorios.
Los lizos son los hilos verticales que disponen las máquinas de tejer y que atraviesa posteriormente la lanzadera, y ‘Lizos’ es como el autor denomina a su exposición y a esta manera de pintar tras relacionar ambos efectos. Ante ellos el espectador puede reaccionar de numerosas maneras, los que se mueven tanto a diario como desde la memoria sentimental con su Lugo natal ven las geografías de aquel espacio: verdes, pizarras, tierras... una exploración sentimental de un territorio; otros verán una exaltación personal de la pintura, un frenético acto para configurar una obra a partir de la materia en la que el óleo reclama su protagonismo y su perdurabilidad sin modificaciones.
Estas piezas crecen y se nutren de su propio proceso de elaboración, sin un planteamiento previo las llena de una espontaneidad que se transmite al exterior y diversifica su resultado de una manera muy efectiva. Prueben a colocarse ante ellas, a descubrir en su interior un sinfín de misterios y evocaciones que parten de esa voluntad por conversar con el espectador, por implicarlo en su interior y que este sea quien de descifrar las diferentes posibilidades que se ocultan bajo ese entramado pictórico.
La exposición significa el debut en nuestra ciudad de José Joaquín García-Gesto, pintor de una larga trayectoria, y lo hace de una manera rotunda, apostando por una manera de pintar muy personal desde esa exaltación del hecho pictórico. Hay quien relaciona su técnica con la Action Painting de los Pollock y compañía, pero allí la gestualidad más acusada impregnaba de una cierta violencia a las obras que aquí se trabajan desde una cuidada precisión que busca más crear superficies de contemplación para agradar al espectador que aquella rebeldía de los pintores americanos.
Déjense liar por este pintor de Lugo, vayan a About-Art y enfréntense a una manera de crear en la que se teje la pintura para admiración del espectador y gozo de su creador.


Publicado en Revista de Diario de Pontevedra, 20/10/2013
Fotografía David Freire

No hay comentarios:

Publicar un comentario